La imprenta online, una tendencia en alza.

La imprenta online, una tendencia en alza.

El progreso es constante. Y más en el mundo digital. Desde que nació internet, la facilidad, la comodidad y la accesibilidad a diversos tipos de informaciones o servicios es infinita. Todo se encuentra a un sólo clic. De hecho, la cantidad de internautas sumergidos en el mundo web no ha pasado desapercibido para un mundo empresarial en el que varios sectores han experimentado un crecimiento considerable, como por ejemplo el relativo a la impresión online.

Un negocio cuyo auge ha sido significativo en lo que llevamos de siglo, ya que tiene su origen en los primeros años del siglo XXI, y que presenta ciertas diferencias con respecto a las imprentas tradicionales. Entre otras, destacan la venta por internet y el sistema de impresión combinada. Un proceso en el que los pedidos llegan a los proveedores de impresión online a través de sus portales web, y, posteriormente, los usuarios realizan su pedido mediante la selección de sus características preferidas y suben el archivo a la página web del proveedor. De este modo, se produce una interacción que da lugar a una amplia y variada producción en un mismo día.

Existen una serie de aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de elegir una imprenta. El precio, el plazo, los gastos adicionales, la revisión de los archivos, la resolución de las incidencias, así como un clima de confianza y un buen programa para distribuidores son factores esenciales a valorar.

En lo referente al precio, hay que considerar que internet permite comparar las ofertas de las diferentes compañías y considerar, entre otras cosas, la calidad de las impresiones. No hay que olvidar que lo barato muchas veces sale caro. Por otro lado, otro aspecto importante es el plazo de entrega, ya que la rapidez es para muchos una necesidad. Algunas imprentas ofrecen un servicio de entrega rápida que permite a sus clientes recibir sus trabajos impresos en un intervalo de 24 o 48 horas .

Con respecto al gasto adicional y la revisión de los archivos, aquellos clientes que eligen esta opción, deben valorar, por un lado, el precio final del trabajo impuesto, las comisiones y el transporte con el objetivo de no encarecer este, y, por otro, que sus archivos cumplan con los requisitos correspondientes para la impresión, siendo este un gasto extra para el propio cliente.

En lo relativo a los otros factores, es importante una imprenta online disponga de un departamento de resolución de incidencias que resuelva de forma efectiva cualquier inconveniente que pueda darse, así como un buen listado de opiniones de los usuarios sobre su experiencia o el sello de Confianza online. Por último, también hay que valorar la disponibilidad de un buen programa para distribuidores, ya que algunas webs ofrecen interesantes descuentos y ventajas para profesionales del sector.

Actualmente, la producción asciende a más de 600 millones de productos impresos online, cifra que corrobora el éxito de este tipo de negocio en el territorio español.

La imprenta online, una tendencia en alza.